Si sufres esta patología
no dudes en llamarnos
958 13 18 84
Articulación Temporomandibular

Articulación Temporomandibular

Las técnicas de fisioterapia para la articulación temporomandibular son de las más solicitadas por los problemas que genera de modo habitual. De hecho, un elevado porcentaje de la población (hasta el 40%) sufre en algún momento dolencias relacionadas con la ATM. No obstante, la buena noticia es que la inmensa mayoría de los casos encuentran solución sin necesidad de intervenciones ni terapias agresivas, siempre que se acuda al profesional adecuado que acredite el fuerte nivel de especialización que presentan nuestras clínicas. 

Las lesiones de la articulación temporomandibular: causas y síntomas.

¿Qué es y qué problemas suele presentar la articulación temporomandibular?

Cuando hablamos de articulación temporomandibular, o ATM, nos referimos a aquélla que realiza la función de guiar el movimiento de la mandíbula, encontrándose situada entre ésta y el hueso temporal.

Encontramos dos ATM en cada lado de la cabeza, que han de actuar con sincronía, siendo la única articulación móvil de la cabeza.

La ATM se compone de varias partes, como son el disco articular, el cóndilo, la fosa y la eminencia. Si se produce un mal funcionamiento de alguna de estas partes, se pueden provocar problemas de índole muscular, como el síndrome miofascial o el bruxismo, o de tipo articular, como bloqueos, luxaciones, etc., en todas las cuales pueden intervenir las acciones adecuadas de fisioterapia de articulación temporomandibular para solucionarlas.

Qué es la ATM

¿Cuáles son las causas más comunes de los problemas con la ATM?

Debemos comenzar señalando que los problemas en la ATM tienen su origen en la mayoría de los casos, de una u otra manera, en problemas de estrés que acaban provocando movimientos y tensiones que perjudican esta articulación, afectando en mayor porcentaje, por edades, a personas en edad de actividad laboral y, por sexos, a mujeres.

Podemos concretar la siguiente relación de situaciones principales que provocan lesiones de ATM:

  1. Posturas inadecuadas: Especialmente aquellas personas que realizan un trabajo de oficina o al volante, corren el riesgo de tomar como hábito la adopción de posturas perjudiciales que, poco a poco, van tensionando los músculos, los discos articulares y, también, la ATM.
  2. El bruxismo: Se trata del gesto inconsciente de apretar los dientes que, durante el sueño, se repite en muchas personas como consecuencia del estrés o depresión, en la mayoría de los casos. El resultado es un tensionamiento de la ATM y de los músculos que la rodean.
  3. Mala alineación de los dientes: Este problema, que en muchos casos va relacionado o agrava las otras causas, genera una imperfecta oclusión de los dientes que, finalmente, también acaba afectando a la ATM.
  4. Fracturas o intervenciones quirúrgicas.
Problemas ATM

¿Qué síntomas provocan las lesiones de ATM?

Los problemas más comunes que se suelen reproducir en la ATM como consecuencia de haber tenido lugar alguna de las situaciones relacionadas en el punto anterior, pasan por sufrir:

  • Dolores mandibulares.
  • Dificultades en la apertura de la boca y, por tanto, para realizar acciones tan comunes como hablar o comer.
  • Pitidos en los oídos.
  • Sensación de mareo.
  • Dolores de cabeza y cuello.
  • Generación de ruidos y crujidos al abrir, cerrar o mover la mandíbula.
  • El bloqueo mandibular.
Articulación Temporomandibular

Intervención de la fisioterapia de articulación temporomandibular: tratamientos.

¿Cómo puede mejorar la fisioterapia de articulación temporomandibular estas lesiones?

La ATM está muy ligada a la biomecánica y fisiología del cráneo, cuello y cintura escapular. Por tanto, partiendo de la base de la importancia que tiene la fisioterapia para la rehabilitación y el mantenimiento del sistema musculoesquelético, tanto en su faceta manual como asistida, su intervención resulta fundamental también para las lesiones relacionadas con la ATM.

Con este tipo de fisioterapia, empleada de manera adecuada, se podrá lograr:

  • Recuperar la funcionalidad y movilidad de la ATM y de la columna cervical.
  • Conseguir que el arco del movimiento de la articulación en la apertura y cierre, lateral o de protrusión y retrusión, sea el correcto.
  • Optimizar la relación cóndilo-discal.
  • Alcanzar la simetría en el movimiento.
  • Poner a punto el tono muscular.
  • Favorecer una alineación corporal adecuada y que el sujeto adquiera hábitos posturales apropiados.

Las actuaciones de fisioterapia de articulación temporomandibular más destacados, con este fin, son:

  • La terapia manual, con desbloqueos manuales en el sentido del movimiento (descenso y antepulsión) y tratando de llevarlos a cabo sin producir dolor y de forma simétrica.
  • Orientaciones para adquisición de buenos hábitos posturales.
  • Técnicas de autorrelajación.
  • Utilización de férulas de descarga nocturnas.
  • Movilización activa y pasiva.
  • Introducción de ejercicios para potenciar y estirar los músculos implicados.
  • Directrices de comportamiento diario, tales como masticar con más lentitud y por los dos lados, optar por una dieta más o menos blanda dependiendo del dolor, estimulación de los músculos mediante el uso de cepillo de dientes, etc.
  • Otros tratamientos para disminuir el dolor, como la terapia miofascial, aplicación de calor o frío en la zona, osteopatía craneal, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, acupuntura, etc.

¿Qué recomendaciones podemos dar para prevenir situaciones de dolor en la ATM?

Independientemente de que podamos acudir al fisioterapeuta u otro profesional para que nos oriente sobre las actividades que debemos potenciar y evitar, también cualquiera de nosotros desde casa o en nuestro día a día podemos mantener unos hábitos saludables para esta articulación que, como ya sabemos, realiza una enorme actividad diaria, llegando a proporcionar el movimiento de abrir y cerrar la mandíbula entre unas 1.500 y 2.000 veces al día.

Estas acciones que debemos tener en cuenta se pueden resumir en las siguientes recomendaciones:

  • Tratar de que las aperturas de la mandíbula sean moderadas.
  • Evitar movimientos excesivos de la mandíbula que puedan producir dolor.
  • Intentar eliminar costumbres nocivas como fumar o morderse las uñas, así como reducir otras como apretar los dientes de forma voluntaria o masticar excesivamente chicle.
  • Luchar contra el bruxismo con la ayuda de nuestro odontólogo.
  • Mantener una buena higiene bucodental.
  • Llevar a cabo de manera habitual ejercicios de estiramiento y relajación muscular.
  • Mantener una posición de cuello y cabeza correcta en todo momento.

En este aspecto, debemos recordar que el tratamiento de los problemas de ATM requiere, en muchos casos, de la intervención de otros profesionales además del fisioterapeuta, como es el caso del odontólogo o del cirujano maxilofacial, por lo que desde YoFisio nos preocupamos de mantener siempre una relación de colaboración lo más compenetrada posible con estos profesionales, de manera que de la conjunción de actuaciones se logre el mayor éxito.

En YoFisio encontrarás la clínica de fisioterapia en articulación temporomandibular en Granada que te dará un tratamiento más completo, también en el plano humano, para que tu problema en la ATM se resuelva o, al menos, disminuya por fin.

Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies