¿Sufres alguna de estas patologías?
No dudes en llamarnos
958 13 18 84
Osteopatía Visceral en Granada

Osteopatía Visceral en Granada

Si quieres encontrar un osteópata en Granada que te ayude a mejorar la salud de tu organismo en lo que a las vísceras se refiere, en YoFisio te ofrecemos el servicio de osteopatía visceral que necesitas. A continuación te introducimos brevemente en el mundo de esta rama de la osteopatía y te explicamos en qué casos es conveniente y cómo puede ayudarte.

Osteopatía Visceral en Granada con YoFisio

¿Qué es la osteopatía visceral?

Cuando hablamos de osteopatía visceral, nos referimos a aquélla que persigue el equilibrio de las funciones viscerales, interviniendo en todos los aspectos que pueden influir en ese objetivo: tejidos que actúan sobre el funcionamiento orgánico, membranas fibrosas relacionadas, músculos, vasos sanguíneos, nervios…

Todos los elementos indicados deben conservar su movimiento natural y, en caso de que eso no ocurra, habrá de buscarse la causa del trastorno que, en muchos casos, puede deberse a tracciones miofasciales sobre las que cabe intervenir mediante la manipulación visceral del profesional para restaurar la movilidad interrumpida.

A efectos de esta movilidad, debemos recordar que nuestros órganos viscerales desarrollan dos clases de movimientos que se han de conservar y restaurar, para el caso de detenerse alguno de ellos, si queremos mantener el funcionamiento adecuado y equilibrio pertinente del organismo:

Osteopatía Visceral

1º. El primer movimiento a que nos referimos es el que deviene del diafragma durante la respiración (inspiración y espiración), mediante los ligamentos y demás estructura que sirven para sostener las vísceras.

2º. En segundo lugar, nos encontramos con el movimiento individual que lleva a cabo cada una de las vísceras, y que conocemos con el nombre de motilidad.

Como decíamos, es importante favorecer ambos tipos de movimientos viscerales ya que partimos de la base de que todos los órganos actúan de manera unitaria y armónica, encontrándose las vísceras aferradas a los huesos mediante ligamentos y fascias y, al mismo tiempo, se encuentran unidas entre sí mediante mesos, epiplones y ligamentos.

De este modo, si se produce una disfunción en el movimiento de alguna víscera, puede provocarse dolor como consecuencia de las tensiones de las fascias y ligamentos y de la rigidez de la estructura corporal a que darían lugar.

El osteópata más experimentado o preparado sabrá localizar el origen de la disfunción y emplear las técnicas adecuadas para devolver al órgano en cuestión la movilidad perdida.

Patologías de las que se ocupa la Osteopatía Visceral

Hay que partir de la base de que en el caso de producirse una disfunción en cualquier parte de la región metamérica, las repercusiones podrán extenderse al resto de los músculos, huesos, piel, vasos sanguíneos y vísceras de la misma zona, habida cuenta de que todas ellas se encuentran interrelacionadas. En este sentido, cuando hablamos de estructura metámera, nos referimos al nivel de la médula en el que están conectadas todas esas partes de la región en la que se encuentran las vísceras.

Asimismo, las irregularidades en el funcionamiento de las vísceras también tienen causa, en muchas ocasiones, en problemas psicosomáticos relacionados con las emociones, por lo que este aspecto emocional será también un elemento muy a tener en cuenta.

Osteopatía Visceral

Por último, se ha de reiterar la importancia que tiene el músculo diafragmático en el correcto funcionamiento y equilibrio de la movilidad visceral. Así, si el diafragma no ha hecho el movimiento de contracción de manera correcta, la musculatura interna que se mueve de manera involuntaria podría sufrir algún espasmo que disminuiría el movimiento de las vísceras, con las disfuncionalidades que ello puede acarrear: estancamiento de excrementos por falta de bombeo; adherencias por falta del adecuado deslizamiento entre planos; o mal funcionamiento, en general, de las vísceras lo que puede provocar incluso dolor referido, o sea, en un lugar alejado de la víscera, y así:

  • Se puede sufrir lumbalgia como consecuencia de la disminución de la movilidad del riñón o del hígado que, a su vez, repercute sobre el diafragma. La causa de estas dolencias, en muchos casos, se encuentra en la ingesta excesiva de sustancias tóxicas.
  • También es común sufrir dolores cervicales y en brazos, con hormigueos, por mal funcionamiento de los pulmones en su unión con las cervicales mediante los ligamentos que los conectan.
  • Las dolencias en costillas encuentran explicación, en muchos casos, en la mala movilidad del mediastino y fascia del corazón.
  • Es posible, también, sufrir mareos y cervicalgias por irregularidades en diafragma y estómago.
  • Otro caso de lumbalgia, así como de migrañas y defensas bajas, tiene lugar cuando el intestino no está funcionando adecuadamente.
  • En último lugar, podemos citar diversos problemas circulatorios, como varices, pesadez de piernas, retención de líquidos, etc, como consecuencia de disfunciones en la mecánica toraco-diafragmática que da lugar a mal funcionamiento de la actividad del corazón.

Tratamientos de la Osteopatía Visceral

Como hemos venido poniendo de relieve a lo largo de todo este apartado dedicado a la rama visceral y que un osteópata en Granada como el que encontrarás en YoFisio te repetirá siempre, el cuerpo humano es un complejo todo global en el que están integradas todas sus partes en distintos niveles. Por este motivo, una dolencia en una parte del cuerpo puede encontrar su origen en un mal funcionamiento de un órgano, víscera o cualquier otro elemento corporal que en apariencia no se encuentre relacionado o que, incluso, ni siquiera se halle cercano al punto del dolor. Es más, es frecuente que esa dolencia esté íntimamente relacionada con una causa que se encuentre lejos, tanto en el espacio, como en el tiempo y, así, un dolor de espalda, por ejemplo, podría tener su origen en un esguince o una intervención quirúrgica sufrido o llevada a cabo años atrás.

fisioterapia femenina

Ante esta situación ¿Qué puede hacer el profesional de la osteopatía? En primer lugar, los conocimientos profundos en esta faceta terapéutica debe llevar al osteópata a localizar la causa cierta del dolor o disfunción que está sufriendo el paciente, emitiendo un diagnóstico certero al respecto para, a continuación, poder intervenir mediante la especialidad de nuestra clínica de osteopatía en Granada, como es el tratamiento manual que permita reintegrar la movilidad perdida. Asimismo, adquirirán importancia las técnicas de reeducación de cadenas musculares y gimnasia hipopresiva para tratar los volúmenes corporales, ámbito esencial en las disfunciones con causa visceral.

También para la osteopatía visceral encontrarás un osteópata en Granada que te va a poder ayudar: las clínicas de YoFisio están preparadas para proporcionarte el servicio de calidad y el trato humano que realmente necesitas.

Si continúas navegando aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies